logo los almendros texto-01.png

Blog

5 de Mayo

por Jorge González


No es la batalla de Puebla de lo que vamos a hablar, sino de la apertura del primer restaurante Los Almendros en la ciudad de Ticul, el 5 de mayo de 1962, de donde es originario Rubén González, claro y toda su familia. 59 años después, es ahora una marca famosa por lo menos entre los Yucatecos y en los conocedores del Centro de la República. Y es que Los Almendros ha tenido sus altibajos, una empresa familiar de un único dueño, la familia era la obrera, como sucedía en la mayoría de las empresas familiares del siglo pasado. Cuarto hijo de diez de Andrés González Peraza y Basilia González, mestizos ambos de tercera o cuarta generación de Españoles que llegaron a México. Una cosa que se ha dicho de él es que en su niñez acompañaba a su padre a la milpa a cultivar maíz; sin embargo, es curioso que haya surgido esa versión, pero en realidad ellos eran ganaderos, no dudo que fuera a las milpas a ver como se cultivaba el grano, pero sin lugar a dudas no a trabajar, era lo que hoy podíamos llamar un junior y de adolescente como la mayoría, amiguero, buen jugador de billar y cartas.

Inició la carrera de medicina pero al año la dejó y se fue a Los Angeles, California como aventurero, trabajó en restaurantes (lo mas común), bellboy, encargado de bodega y profesor de español. Con algo de dinero, abrió un pequeño restaurante en Ticul, 20 años después en Mérida y 10 años más en Cancún. En 1994 abre su primer restaurante en el DF y muere ese mismo año.

Es el ejemplo del emprendedor nato que con poca educación especializada, mucho instinto, pudo crear un gran negocio de la nada y sobretodo algo que él presumía, sin financiamiento bancario. A él le tocan las crisis de Lopez Portillo y la Miguel de la Madrid y Salinas de Gortari, y la de Sedillo no la vió con claridad pero en todas concordaba que para él no se convirtió en un gran problema porque su crecimiento no estaba basado en créditos financieros y poco le importaba la tasa de interés o el tipo de cambio. Ademas no buscó el crecimiento basado en ingresos futuros (pronósticos). Siempre fue un hombre cuidadoso con los dineros, trataba de no gastar en excesos y para él la especulación en inversiones poco contribuían al desarrollo verdadero. Hoy hemos visto que las peores crisis han sido financieras, especulación por la sobre-explotación, sobreproducción o puramente y principalmente por la corrupción. Ahora la crisis es de salud, provocada por la falta de interés en la salud y servicios médicos para la población en general, si todos están enfermos ¿cómo movemos la economía?. Ahora es muy claro que la salud es bueno para pocos y una desgracia para muchos.

Los Almendros es de los pocos negocios que han pasado por tanto, ahora todo será digital y la tecnología será la base de los nuevos conceptos en restaurantes. Por su parte, Los Almendros se sumergirá en el pasado sobre todo de la cultura peninsular para obtener las respuestas de ¿porqué la cocina yucateca ha sido tan exitosa?.


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo