Rubén González González

El 15 de agosto fue el aniversario del nacimiento de Don Rubén González González quien fuera el creador de uno de los platillos mas famosos de Yucatán, El "Poc-Chuc". Con los años, las nuevas generaciones han olvidado que este platillo tan tradicional nació en la década de los 60 cuando abre el primer restaurante Los Almendros en Ticul, ciudad a 80 kilómetros de Mérida, frente al parque principal donde crecían unos frondosos árboles de almendro.

El principio fue difícil, no existía el poc-chuc, pero con los años tomo este nombre, cuya traducción del maya es "asado al carbón" y es que aún en esos días las personas, sobre todo en la provincia yucateca, todavía cocinaban con leña y carbón. La carne era salada y es que tampoco estaba tan difundida la refrigeración y la carne se salaba para conservarla. En un apuro alguien se le ocurrió tirar unos filetes de cerdo a la parrilla de carbón para alimentar al comensal hambriento. Fue pura casualidad y suerte, combinado con un gran esfuerzo y perseverancia. A través de los años resultó un gran éxito y que hoy en día conserva la etiqueta de ejemplar de la cocina yucateca.

Otro aspecto a destacar es que en esos años la industria restaurantera en Yucatán estaba poco desarrollada y la cocina tradicional no se conocía, aunque pareciera que siempre ha existido, pero no. No fue sino 20 años después que Los Almendros empezó a relucir y se dió a conocer la gran oferta gastronómica de Yucatán.

Durante algunos años dió clases de Inglés para mantenerse y tener algunos ingresos para pagar la nómina del restaurante. La federal 1 ahí por el rumbo de Itzimná fue durante esos años su lugar acostumbrado para descansar y es que como decían algunos conocidos fue un profesor barco, la docencia no era lo suyo, en lo que si destacaba era en la fiesta y con los amigos, super simpático y muy agradable en el trato, con un humor a veces hiriente pero no ofensivo; sin lugar a dudas un gran conversador.

La aparición de cadenas internacionales y marcas de comida rápida durante los años 90 y años posteriores, resultaron en una gran competencia para el sector de la cocina tradicional, por eso no evolucionó y se estancó, logrando que desapareciera mucho el acervo culinario de la región o se tergiversara, la cochinita con refresco de cola, la botana con cerveza, los lunes de frijol con puerco, etc.


1 vista